Durante su discurso en la reunión que sostuvo con representantes de la Cámara de Comercio Guatemalteca-Americana (AmCham), el mandatario Jimmy Morales resaltó que el mayor “proyecto” que Guatemala tiene con Estados Unidos es el plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica.

“Con este plan, se buscará crear en Centroamérica 600 mil nuevos empleos, quiera dios que en Guatemala se puedan generar 200 mil”, expuso Morales.

Recordó que en diciembre del año pasado el Congreso estadounidense aprobó US$750 millones para echar a andar el proyecto. “No obstante, la liberación de los fondos depende de que cada país demuestre acciones concretas. Por ejemplo, proponer políticas públicas para prosperar, implementar reglas claras, y combatir frontalmente flagelos como las extorsiones que dañan el comercio y la inversión extranjera”, aseguró.

Explicó que se tendrá que crear una agencia que deberá coordinar y vigilar que el desembolso de los recursos y su ejecución sea ordenada y transparente. “El Salvador y Honduras ya han creado esta unidad fiscalizadora, todo depende de nosotros”, aseveró.

Confirmó que como contrapartida Guatemala aprobó en el presupuesto de este año Q875 millones que servirán para apoyar el plan que consta de cuatro ejes.

"El plan de Alianza para la Prosperidad aspira a tener un impacto positivo en el desarrollo económico, político y civil en Guatemala", expuso el embajador de EE. UU., Todd Robinson.