En diciembre de 2014 el Tribunal Quinto Penal ordenó la extradición para que una Corte del Distrito Sur de Nueva York los procese por narcotráfico.

Ramírez y García son señalados del delito de conspiración para fabricar y distribuir cocaína y Reyes Salazar del delito de conspiración para importar cocaína dentro de los Estados Unidos, según la acusación.

Autoridades entregan a tres hombres a delegados de los Estados Unidos en la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG).

Los supuestos narcotraficantes Gregorio Ramírez Coria (mexicano), Francisco Inestroza García (hondureño) y Julio Reyes Salazar, apodado “Chepe”, fueron extraditados a Estados Unidos.

Los tres fueron detenidos en marzo de 2014 en un restaurante ubicado en la Plaza Obelisco. Son acusados de traer “grandes cantidades de cocaína” desde Ecuador y Colombia para introducirlas a Estados Unidos.