Estela Ventura, gobernadora de Alta Verapaz, participó el martes en una reunión con diputados del bloque oficial, al finalizar salió con lágrimas. Este miércoles confirmó que ha recibido presiones.

Aunque no ofreció mayores detalles, Ventura aseguró que, durante el encuentro que sostuvo con algunos de los diputados del FCN-Nación, recibió presiones.

“Sí”, fue lo único que pudo responder ante las preguntas de los periodistas sobre si existió alguna coacción para la contratación de personal en ese departamento. La gobernadora de Alta Verapaz participó en una actividad que se llevó a cabo en el Palacio Nacional de la Cultura en la que asistió el vicemandatario Jafeth Cabrera.

El vicegobernante aseguró que se indagará para conocer qué sucedió. “Si la increparon de una mala manera, creo que es una irresponsabilidad. Vamos a investigar qué realmente sucedió para que la gobernadora reaccionara de esa manera emocional”, añadió el funcionario.

El martes pasado, la bancada oficialista citó a Ventura, con el argumento de una reunión de trabajo; sin embargo, fue a puerta cerrada y sin acceso a los medios de comunicación.
Alsider Arias, diputado del FCN-Nación, añadió que durante la cita nunca la presionaron.

“Lo que se le preguntó fue la situación de algunas obras en Alta Verapaz, pero que ella se puso nerviosa y no supo contestar”, aseguró Arias, de acuerdo con Emisoras Unidas.

El jefe de bancada, Javier Hernández, expuso que no estuvo en la reunión y que no podía dar información sobre lo sucedido.