Luego de que se conoció que el Juzgado de Asuntos Municipales suspendió la construcción de una cárcel en el complejo deportivo Guatel en el kilómetro 22 de la ruta al Pacífico, el viceministro de Gobernación Ricardo Guzmán señaló que las personas que se oponen a dicha habilitación son directores de algunos establecimientos educativos privados que lucran con esas instalaciones.

“En una reunión que los lleva el alcalde, nos indican que son los dueños de los colegios que utilizan este centro, que es de bienes del Estado para empleados del Estado era utilizado para los alumnos de esos colegios privados que no cumplen con tener el espacio recreativo y deportivo para esos niños”, agregó Guzmán.

El funcionario agregó que no es legitimo el reclamo de un dueño de un colegio que lucra cobrando al estudiante por ingresar al lugar y se queda con los ingresos sin entregarlo a las finanzas públicas.

Guzmán mencionó que ha solicitado al Ministerio Público investigar en ese caso, ya que a las cuentas del Estado no ingresaron los cobros para ingresar a esas instalaciones del Estado.

La suspensión de la construcción del centro para rehabilitación se debe según indicó el alcalde Edwin Escobar es que no cuentan con licencia para construir, a lo que el viceministro de Gobernación explicó que no realizarán ninguna construcción, sino se instalarán unos muros, pero de ser necesario buscarán el permiso respectivo.

Guzmán aclaró que han realizado la mesa de diálogo con el edil de Villa Nueva.