Justicia. En el Juzgado Décimo Penal se desarrolló el segundo día de audiencia en contra de cinco detenidos por un fraude en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Walter Villatoro, titular del Juzgado Décimo Penal, escuchó el testimonio de uno de los implicados en el nuevo caso de fraude millonario en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) durante el segundo día de audiencia de primera declaración.

A mí me tocó entregar las ambulancias, si no se pueden usar, no es mi problema”, declaró Carlos Ramiro Moino Cárdenas, representante Supplies Trading, S. A., entidad que fue beneficiada con un contrato por la compra de 50 ambulancias por Q880 mil cada una.

El fiscal cuestionó al empresario porque el valor de cada ambulancia “fue sobrevalorado” y respondió que “el precio de cada ambulancia me lo mandaron desde Panamá”.

Moino fue detenido el 23 de noviembre de 2016 junto con el entonces gerente de la institución José Javier Donis Álvarez, la subgerente de integridad y trasparencia Dominga Estela Cuellar Hernández , la representante legal de la entidad Coral Gables Bussines Group, S. A., Rebeca Cordón , y el representante legal de la entidad Intellego, S. C., Luis Alfredo Morales Palma por un fraude millonario.

El jueves pasado, durante el primer día de audiencia, la Fiscalía los señaló de fraude, peculado por sustracción, incumplimiento de deberes y defraudación tributaria.

Se trata de tres eventos anómalos en donde el Seguro Social desembolsó millones por contratos. El primero fue el 12 de septiembre de 2013 cuando Álvaro Manolo Dubón González solicitó a la División de mantenimiento un reconocimiento al edificio de las oficinas centrales para determinar si el inmueble cumplía con los requisitos de habitabilidad. “El propósito era arrendar algún edificio con la excusa de que en las oficinas centrales había hacinamiento”, se informó. Entonces el 7 de mayo de 2014 la empresa Coral Gables Bussines Group, S. A., ofertó como arrendamiento un inmueble localizado en la 6a avenida “A” 9-52 zona 9 por una renta mensual de US$30 mil durante 5 años.

Compra de ambulancias

La compra de 50 ambulancias por Q880 mil cada una el 27 de diciembre de 2013 es el segundo evento anómalo. De acuerdo con la investigación, Álvaro Manolo Dubón González, subgerente administrativo en ese entonces, estimó ese precio, pese a que según las cotizaciones el costo de las ambulancias debería de ser menor.

Adquisición de sofware

El 21 de mayo de 2014 el Departamento de informática del IGSS solicitó la adquisición de una Solución Integral de Sistemas Informáticas (SAP) para la instalación y migración de datos por un valor de Q243 millones. La institución contaba con sistemas informáticos para el desarrollo de sus labores tanto administrativas como médicas y el uso no puede prescindirse.

En este proceso hay siete implicados que están en prisión y enfrentan juicio por le fraude millonario en el Seguro Social, el caso “IGSS-Pisa-Chiquimula”.