El titular del Juzgado de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, continuará este lunes justificando su resolución de los 57 implicados en financiamiento electoral ilícito al Partido Patriota. Entre los testigos que presentó el Ministerio Público (MP) está el de Jair Samayora, exinterventor de Aeronáutica Civil, y Vivian Urízar amiga de Roxana Baldetti.

Por tercer día Gálvez seguirá explicando el análisis que obtuvo de los indicios que presentó el MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala para resolver si liga a proceso a los señalados en el caso de “Cooptación del Estado”.

Convencidos no van a quedar”, se refirió el juez quien argumentó en medio de cientos de documentos y las cajas que contienen todos los indicios. “Estoy haciendo un análisis, no estoy prejuzgando, si quieren plantear algún requerimiento o más indicios, háganlo”, añadió.

Gálvez mostró su celular para ejemplificar que los documentos estaban en los dispositivos de Juan Carlos Monzón y del empresario Salvador González, “Eco”, ambos colaboradores de la Fiscalía. “Mucha de esta información proviene de los dispositivos, los invito a pedirle al Inacif que les explique la forma en que fueron extraídos”, explicó.

Entre el análisis que ha mostrado el juez está la empresa que supuestamente es ligada a la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, la cual fue creada por un hermano de Giovanni España, que está vinculado con el narcotráfico y que fue asesinado en Zacapa.  

También se presume que un edificio en la zona 14 fue comprado con cheques de sociedades anónimas vinculadas al expresidente Otto Pérez y Baldetti. El costo del inmueble fue de Q10 millones.

Según Gálvez, hubo una negociación en un centro comercial en Zacapa que pudo haber propiciado la iniciativa del salario diferenciado en cuatro municipios, donde se pretendió crear cines de la cadena de Ángel González.