Un grupo de agentes de la Policía decidió brindar un ejemplo para la población que protege al ver las calles y las avenidas con basura.

Han dejado un momento sus pistolas y fusiles y se “armaron” de palas y escobas para limpiar el pueblo de Cuilapa, en Santa Rosa.

“Es para hacer conciencia en la población a mantener limpio el lugar”, mencionó uno de los uniformados.

Los vecinos estaban sorprendidos y algunos felicitaron la “nueva” acción policial de “barrer” la basura.