El gremio magisterial ha planteado el plazo de un año al nuevo gobierno para mejorar la educación y recorren las principales calles de la ciudad como protesta.

Desde las 10 horas, miles de maestros caminan desde El Obelisco hacia el Centro Histórico para exigir al presidente Jimmy Morales cumplir con las promesas y atender las demandas en educación.

El dirigente del magisterio, Joviel Acevedo, ha fijado el plazo de un año para que “cumpla con las exigencias”.

Se trata de la formación universitaria para todos los docentes en servicio, recuperar los programas escolares para evitar la deserción, la reconstrucción de todos los edificios escolares y ampliar la cobertura escolar.