Chichicastenango se caracteriza por su colorido mercado al aire libre. Tanto los jueves como los domingos los comerciantes abren sus puertas tanto a turistas curiosos como a paisanos indígenas que llegan a buscar sus mercancías. Los estrechos callejones empedrados de Chichicastenango brindan un espectáculo sorprendente de color y escenas pintorescas donde uno puede encontrar desde huipiles bordados a mano, bolsas tejidas y collares de jade entre un largo etcétera.

Además:

"Mi casa, el Mercado Central"