Una vez más, los guatemaltecos honestos alzaron su voz en contra de la corrupción en una manifestación masiva y pacífica, que se extendió a varios departamentos y a la comunidad migrante que se encuentra en otros países. 

La comunidad universitaria también se unió a la manifestación para marcar un precendente en la búsqueda de una Guatemala con más justicia social. 

A las 16 horas, como estaba previsto, se entonó por primera vez el Himno Nacional y sonaron las campanas de la Catedral Metropolitana, un momento que eriza la piel de todos los asistentes. 

El pueblo guatemalteco "despertó" ante los constantes hechos de corrupción luego de conocerse una red de defraudación aduanera que robó al Estado miles de millones de quetzales. 

El pasado viernes 8 de mayo, fue presentada la renuncia de Roxana Baldetti a su cargo como vicepresidenta. Sin embargo, los guatemaltecos siguen exigiendo la renuncia de los funcionarios que están involucrados en actos de corrupción.