Las autoridades decretaron una alerta anaranjada debido al incremento de la actividad eruptiva del volcán de Fuego.

El coloso aumentó su fase eruptiva desde la noche del martes, por lo que expulsó toneladas de ceniza. “La actividad eruptiva mantiene explosiones y temblores”, informó David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres.

La ceniza alcanzó los 5 mil metros de altura, y se expandió hacia el sur. Al menos 68 personas del hotel La Reunión estaban por ser evacuados, aunque luego se suspendió debido a que “no había peligro”.

Lee también: