Eddy Giovanny Rivera Gómez, inspector del ministerio de Trabajo fue capturado acusado del delito de cohecho pasivo, luego que solicitó Q5 mil a la propietaria de un colegio.

Mediante la investigación se pudo establecer que la dueña del colegio fue citada previamente por el inspector el 8 de febrero en las oficinas del ministerio de Trabajo, en donde el inspector le resaltó que no había pagado el salario mínimo a los trabajadores y que a cambio de no multarla le exigió el dinero.