Los agentes de la Policía realizan inspecciones en los vuelos privados en el Aeropuerto Internacional La Aurora.

Los uniformados llevaron un perro entrenado para olfatear drogas para ayudar a la revisión.