Hoy ha sido un día histórico para el país, ya que miles de guatemaltecos se unieron en una sola voz para exigir la renuncia del presidente   Otto Pérez Molina, por su supuesta vinculación en un caso de defraudación aduanera denominado "La Línea".

Los colores de nuestra bandera estuvieron presentes, no solo por las miles de personas que los portaron durante la manifestación, sino porque también   estaban en el corazón de todos los participantes.

Desde las 9:00 de la mañana, aproximadamente, se fueron juntando diversos sectores y entidades en la   Plaza de la Constitución.

Cerca de las 2:00 de la tarde, la lluvia empezó a pronunciarse; sin embargo, eso no impidió que los manifestantes se detuvieran. Al contario, los motivó a que gritaran con más fuerza.

"Otto a Pavón, por corrupto y ladrón", se leía en uno de los carteles.