Maestros, padres y estudiantes de las escuelas Fe y Alegría protestan en el Centro Histórico para exigir fondos económicos.

El Ministerio de Educación les debe Q9.9 millones, asegura Miguel Cortéz, director general.