Desde hace 15 semanas el gigante más grande de todos en un país despertó: la población, que sábado tras sábado se da cita en el Centro Histórico para exigir una Guatemala más justa. 

Las últimas semanas, las manifestaciones se han desviado para la Corte Suprema de Justicia, con varias consignas para exigir a los magistrados que resuelvan los casos presentados por los entes investigadores. 

Todos junto caminan hacia la Plaza de la Constitución para exigir frente al Palacio Nacional la renuncia del presidente Otto Pérez, quien este viernes aseguró que a su percepción el clamor por su salida ha disminuido.