La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala elevó el alerta tras reiniciarse la actividad del volcán de Fuego.

David de León, vocero de la Coordinadora, dijo que se modificó el alerta de amarilla a naranja porque la actividad en el volcán ha ido en aumento desde el martes. Agregó que han sido evacuados algunos pobladores de las faldas del volcán y se han suspendido las clases en una comunidad aledaña.

El volcán de Fuego tiene una altura de 3.763 metros y se ubica al centro sur del país entre los departamentos de Sacatepéquez, Escuintla y Chimaltenango.

"Se declara alerta anaranjada cuando una situación o impacto de un evento sea inminente y provoque situaciones severas de emergencia, incluye verificar centros para albergues, movilización de personal de apoyo y monitoreo constante", explicó De León.

A distancia se pueden observar grande columnas de humo sobre el volcán. Según la Coordinadora hay flujo piroclástico, una mezcla de gas y ceniza que forma un líquido incandescente, que baja por laderas del volcán.

AP