¿Quién era?



Francisco José Palomo Tejeda tenía 40 años de ejercer como abogado.
• Nacimiento. Ciudad de Guatemala en 1950.
• Títulos. En 1975 obtuvo el título de abogado de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Obtuvo una maestría en ciencias sociales en la Universidad Francisco Marroquín y un doctorado en la Universidad Rafael Landívar.
• Cargos. Fue representante del Parlamento Centroamericano de 2001 a 2006. Fue magistrado de la Corte de Constitucionalidad.
• Casos. Defendió al general José Efraín Ríos Montt, acusado por delitos de genocidio y contra los deberes de la humanidad, por la muerte de mil 771 indígenas de la etnia Ixil.
• Defensor. Fue abogado de la familia de Isabel Bonifasi Botrán, quien fue secuestrada y ultimada en 1996. Logró la sentencia a pena de muerte a los tres delincuentes.

Dato


17
disparos hizo el asesino en contra del abogado Francisco Palomo, al menos, 12 le provocaron la muerte, según los socorristas que llegaron a intentar auxiliarlo.

La ráfaga de disparos interrumpió la tranquilidad en la 8a. calle y 5a. avenida de la zona 9. Una motocicleta azúl, donde viajaban dos hombres, alcanzó el vehículo del letrado.

Uno de los desconocidos apretó el gatillo y le acertó, al menos, 12 veces a Palomo, quien aceleró unos 100 metros. Aún con vida, trato de evadir el ataque y condujo hasta chocar contra un árbol”, informó Raúl Hernández, portavoz de los Bomberos Municipales.

Palomo, era un exmagistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC) y el defensor de Ríos Montt, quien mantiene abierto un proceso por el genocidio de indígenas mayas-ixiles durante su régimen de entre 1982 y 1983.

El octogenario exgeneral fue condenado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión por el delito de genocidio; sin embargo, la CC anuló la sentencia diez días después al señalar errores en el procedimiento y ordenó repetir el debate.

A la escena del crimen acudieron colegas, su esposa Lucrecia Marroquín e hijos y la ex diputada y candidata a la presidencia Zury Ríos, hija de Ríos Montt. “Es lamentable”, se refirió.

Peatones y testigos explicaron que el asesino que atacó al profesional llevaba una chumpa y gorra negra, mientras que el piloto un chaleco naranja. Al cometer el crimen se subieron a una banqueta y casi atropellan a un guardia de seguridad.

“Fue un ataque directo, ya verificamos en las cámaras del lugar”, explicó Walter Cerón, director de la Policía.

Eunice Mendizábal, ministra de Gobernación brindó el pésame a la familia y designó un equipo especial de investigación.