Guatemaltecos y extranjeros replicaron la frase "en el mar la vida es más sabrosa" y, durante el último día de descanso de la Semana Mayor, aprovecharon para refrescarse en las playas del Sur del país.

Mientras unos aún "le sacan hasta la última gota" al descanso, otros comenzaron la operación retorno. En el peaje Palín-Escuintla se han formado filas de vehículos de hasta un kilómetro.