Con una misa solemne en la que participaron los jerarcas de la iglesia católica del país, invitados especiales y cientos de devotos, este lunes se celebraron los 200 años de la Catedral Metropolitana.

El arzobispo metropolitano, Óscar Vian, encabezó la solemne eucaristía para conmemorar el bicentenario de la Catedral Metropolitana.

Las oraciones, el olor a incienso y los adornos florales fueron parte del acto religioso en el que participaron clérigos, feligreses, funcionarios de gobierno e invitados especiales. “Le damos gracias a Dios por este patrimonio evangelizador de amor y fe en Guatemala. Es uno de los íconos nacionales”, afirmó Vian.