Luego de la polémica que se generó por la desarticulación de una banda que impulsaba la defraudación aduanera en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), el presidente Otto Pérez inició una serie de reuniones con varios agrupaciones sociales para buscar un mecanismo que reforme la institución tributaria.

Este martes el Foro Guatemala, que aglutina distintas organizaciones de la sociedad civil, sostuvo una junta con el mandatario, en la que le pidieron que, con el propósito de que la población recupere la confianza en los funcionarios, les exija su declaración patrimonial a los miembros de su Gabinete y a todos los funcionarios involucrados en señalamientos de corrupción.

Esta misma sugerencia la realizaron los miembros del CACIF que se reunieron el lunes por la tarde con el gobernante.

"Se tienen que emitir medidas de confianza. Consideramos que es importante el diálogo político, sobre todo por la situación que estamos viviendo. Estamos comprometidos para fortalecer la institucionalidad del Estado", afirmó Cristhians Castillo, representante de la Universidad San Carlos de Guatemala (Usac).

Otra de las peticiones del Foro Guatemala fue que se proteja el proceso electoral de este año.