Los cementerios recibieron la visita de miles de guatemaltecos que llegaron para decorar las tumbas de sus seres queridos y recordarles en el Día de Todos los Santos.

Flores, velas y lágrimas se conjugaron al son de las notas de los mariachis y músicos que prestaron su servicio con las canciones clásicas de Vicente Fernández y otros cantantes del conocimiento popular.

Elementos de la Policía Nacional Civil realizaron operativos de seguridad en más de 600 cementerios del país. Los vendedores ambulates y los puestos de comida recibieron a los visitantes con diferentes opciones.