Después de una reunión entre la Procuraduría de los Derechos Humanos, la Dirección de Asistencia y Atención al Consumidor y el diputado de la comisión de Derechos Humanos del Congreso, se acordó integrar una mesa de trabajo para supervisar los colegios debido a denuncias que han recibido por cobros ilegales.

Ronald Arango, presidente de la comisión legislativa, explicó que se tiene conocimiento de cobros excesivos de hasta 150%, en los establecimientos educativos privados, por lo que se estará trabajando para darle seguimiento a las quejas recibidas.

También se creará un sistema único de información de denuncias por los abusos en cobros que se da en la educación privada, pues es ilegal los cobros, donaciones, diezmos que han impuesto colegios, porque no tampoco está permitido que se impongan lugares para la compra de útiles y los uniformes”, resaltó el congresista.