Preso

Pedro García Arredondo seguirá en la cárcel.
El exjefe policial fue capturado el 24 de julio de 2011 por la desaparición forzada, el 9 de junio de 1980, del estudiante universitario Édgar Saenz Calito, delito por el que fue condenado a 70 años de prisión en 2013.

“Esto no fue una coincidencia, ni un accidente, se trató de operación policial clandestina”, explicó en las conclusiones la fiscal Hilda Pineda.


El único acusado de haber participado en la toma de la sede diplomática es Pedro García Arredondo, quien era el jefe del Comando Seis de la extinta Policía Nacional.


La fiscalía pidió mil 110 años de prisión por los fallecidos; 40 por herir a dos personas en el velorio; 50 por dos asesinatos y 40 por deberes de lesa humanidad.


En el asalto murieron quemadas 37 personas, entre ellas el cónsul español, Jaime Ruiz del Árbol Soler, y sus compatriotas y empleados de la delegación Luis Felipe Sanz y María Teresa Vázquez.


También fallecieron Vicente Menchú y Francisco Tum, padre y primo de la premio Nobel de la Paz de 1992, Rigoberta Menchú.