La Fiscalía de Guatemala solicitó a un Tribunal penas des 340 a 1,290 años de prisión a los militares retirados por el caso de violaciones sexuales durante el conflicto armado interno, en el caso denominado Sepur Zarco, en la que están vinculados el coronel retirado Esteelmer Francisco Reyes Girón y el excomisionado Heriberto Valdés.

El juicio se desarrolla en la Sala de Vistas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) desde el 1 de febrero. La acusación detalla que los exmilitares habrían participado y autorizado violaciones sexuales durante seis meses a 15 mujeres en la comunidad Sepur Zarco, en Izabal, en 1982.