En un informe de la Fiscalía se revela que buena parte de las denuncias archivadas responden a que no se logra individualizar al autor de los delitos. 

De acuerdo con el equipo de comunicación social del MP, cuando no se poseen más elementos para continuar con la persecución penal en cualquier caso, se presenta una solicitud de archivo.

Para tomar esa decisión se aplica el artículo 327 del Código Procesal Penal que consigna que cuando “no es posible individualizar al autor del delito, se presenta la solicitud”.

El informe anual que la Fiscalía presentó la semana pasada resalta que del 1 de abril de 2015 al 31 de marzo de 2016, 55 mil 776 solicitudes de archivo.

En recientes estudios, el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala ha destacado que, entre menos se plantee archivar un proceso, se evidencia la existencia de una mayor efectividad en los filtros que la Fiscalía utiliza para investigar.

“Por ejemplo, hay casos como un suicidio. Se hace la investigación de oficio y, al no tener más medios para continuar con el procedimiento penal”, exponen comunicadores del MP.

En el documento también se detallan que del total de casos depurados, ascienden a 118, 363 incluyendo desestimaciones, remisión a otras fiscalías y archivo.