El caso

El 25 de junio de 2015 la Fiscalía solicitó antejuicio en contra del legislador Muadi luego de una investigación de la Comisión Internacional en contra de la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Se trata de que una parte de los sueldos de 15 guardias privados, contratados por el Congreso, fueron desviados a la empresa PSE, S.A., cuyo gerente general es el diputado Pedro Muadi.

Son 15 guardias que habían sido contratados por el Congreso nunca llegaron a ese organismo, sino siempre continuaron al servicio de Muadi, según informó ese día la fiscal general, Thelma Aldana.

Claudia María Bolaños Morales, secretaria de Muadi fue detenida ese día.

De junio a diciembre de 2013, pese a que el contrato decía que su sueldo era de Q8 mil mensuales, los 15 custodios no tuvieron acceso a su pago, sino solo a los Q2 mil que la secretaria Bolaños Morales les daba en efectivo.

Bolaños hacía cheques por Q8 mil o Q7 mil que eran depositados en la cuenta bancaria de la sociedad anónima de Muadi.

Al menos Q630 mil fue lo que apropió Muadi, detalla la investigación.

También fue detenido José Estuardo Blanco Aguilar, quien instruía a los guardias a abrir sus cuentas bancarias.

La entidad Acción Ciudadana denunció la existencia de plazas fantasma en el Legislativo a mediados de 2013.

Muadi fue presidente del Congreso durante 2013 y fue elegido por el Partido Patriota (PP).

La Fiscalía y la Policía allanaron oficinas del Congreso para ejecutar órdenes de captura a personas que gozan de beneficios de plazas de manera ilegal que habrían sido autorizadas por el diputado Pedro Muadi, quien enfrenta proceso de antejuicio.

En un comunicado se ha informado que han detenido a tres personas, aunque el Ministerio Público informó que son cinco órdenes de captura.

Están detenidos Rony Ruano Gil, Héctor Augusto Reyes Gómez y Ana Lucía Reyes.