La Policía informó la incautación de 29 kilos de cocaína que eran transportados en un automóvil en Quetzaltenango.

Junto con la droga también se incautaron US$400 mil. Los agentes informaron que la droga fue ubicada por el olfato de un perro “Rambo” entrenado para detectar narcóticos.

El vehículo había sido retenido el 12 de octubre de 2016 en una vivienda en la zona 10 de la cabecera de Quetzaltenango y permanecía en el predio del Organismo Judicial en Cantel.

Te puede interesar:

La Fiscalía solicita duras penas en contra de dos pandilleros por haber ordenado la muerte de 4 personas en 2010

¡Indignante! Estos son los montos millonarios en el nuevo caso de corrupción en el IGSS que deja detenido al gerente