Unos penitentes con capirotes de color negro y otros de blanco eran quienes abrían paso al cortejo procesional de la Consagrada Imagen del Señor Sepultado “Cristo de la Penitencia”, del templo de San Francisco, ubicado en la 6ª. Avenida y 13 calle zona 1.

Las personas que llegaron al templo no pudieron mantener el orden frente al atrio ya que se desesperaron por la demora en la salida de la procesión.

El Sepultado de San Francisco ha ido aumentado su recorrido año con año en Viernes Santo, ya que cada vez más fieles han buscado un turno. Está previsto que ingrese a las 12 am.