Un padre y sus tres hijos decidieron entregarse a las autoridades y lo hicieron en el tercer nivel de la Torre de Tribunales.

La Policía informó que la familia “pertenece a un grupo delictivo dedicado a la trata de personas”.

En un boletín de la Policía detalla que “cobraron más de Q38 millones por trata de personas”.

Se trata de Amadeo Samuel Carrera y Carrera, de 58 años y sus tres hijos, Elder Saúl, de 39, Daniel Armando de 29 y Evelyn Melisa de 24, los tres de apellidos Carrera Cano.

Los investigadores detallan que la familia cobró US$5 millones los cuales fueron transferidos de Estados Unidos, El Salvador, México y Emiratos Arabes Unidos durante 2011 a 2013. “Realizaron 589 transacciones”, se informó.

Los cuatro tenían una alerta roja en la Policía Internacional (Interpol).

La organización operaba desde 2010 y por este caso fue detenido Carlos Enrique Oscal Martínez, de 40 el 7 de julio de este año en el barrio San Ramón, en Dolores, Petén.

Delitos
Son sindicadas de lavado de dinero y asociación ilícita, según la orden de captura del Juzgado Undécimo del 27 de enero de 2014.