Con la etiqueta #RespetoParaLucía, la familia de la universitaria que desapareció el miércoles compartió en Facebook las primeras declaraciones oficiales sobre su hija que fue encontrada el viernes en Izabal.

La trata de personas es REAL y está a la vuelta de la esquina. La publicación masiva de la fotografía de Lucía, provocó que cualquier plan se viniera abajo. Ella se encontraba cerca de la frontera de Izabal y Belice”, escribió Andrés Samayoa, hermano de Lucía, en su cuenta de esa red social.

El familiar menciona que la fotografía donde aparece su hermana sonriendo con los policías se ha malinterpretado, al indicar que ella estaba contenta en ese momento, pues se despedía de la persona que la rescató y que le permitió hablar con su madre por primera vez después de lo vivido en los últimos días.

Samayoa agregó que la información de que su hermana se había dirigido a un restaurante cerca de la universidad fue un intento desesperado de ayudar.

Facebook

Foto:

A la vez, pide capacidad para entender la situación que atraviesan, por lo que agradecen a los medios de comunicación por haber compartido la información de su hermana, pero lo cual incrementó el morbo en la población.

“Tuvimos la bendición de recuperar a Lucía con vida, pero, señores, cualquiera está expuesto y todos los jóvenes son vulnerables”, finalizó Samayoa.

Facebook

Foto: