M iembros de la Gremial de Expendedores de Carne de Res reportan que tras más de diez días de venta irregular del producto, debido al alza del precio, han tenido pérdidas por alrededor de Q10 millones.

Según Edgar Méndez, vicepresidente de dicha gremial, al menos 1,500 carniceros de la capital han reportado pérdidas de entre Q500 y Q1 mil por día.

“Como Gremial nos hemos expuesto a perder, pero esperando una solución que favorezca al consumidor”, dijo Méndez.

El representante de la gremial señaló que esperan acciones concretas por parte del Gobierno y que no se les impongan precios, sino que se busque una solución justa y equitativa en la que todas las partes salgan beneficiadas.