Por sospechas en el contrato por Q16 millones para el servicio de juegos mecánicos, el exministro de Cultura y Deportes, Carlos Batzín Chojoj, quedó ligado a proceso por el Juzgado Octavo de Instancia Penal.

El exfuncionario se presentó de forma voluntaria a Tribunales, por lo que la titular del juzgado, Martha Sierra de Stalling, le otorgó medida sustitutiva de arresto domiciliario.

El Ministerio Público sospecha que la negociación por dicho servicio fue sobrevalorada.