Arnoldo Medrano, quien fue alcalde de Chinautla durante 27 años, acudió a la Torre de Tribunales y fue detenido en la puerta por la Policía.

El político tenía una orden de captura desde el 27 de enero derivado de una denuncia penal que hizo la Contraloría General de Cuentas, en la que se le vincula con el desvío de fondos de la comuna por Q10 millones en el proyecto “Construcción de vivienda digna”.

Los agentes lo trasladaron a la sede de detectives en la zona 1 y luego al Juzgado de Turno en donde le explicaron el motivo de su detención.

Estaba enfermo, estuve con unos familiares en Jutiapa, ahora me van a tener como cliente en Tribunales por los procesos penales que tengo”, mencionó al ser engrilletado y acomodado en la carceleta.

Medrano fue vinculado a otro proceso penal por lavado de dinero de Q10 millones que investigó la CICIG el año pasado.