El presidente Otto Pérez fue citado para este sábado a las 10 horas por la comisión pesquisidora que integró el Congreso para conocer el antejuicio contra el presidente, solicitado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacionales contra la Impunidad en Guatemala  (CICIG).

Pérez no asistió a la reunión, pero envió un informe en el que presenta sus argumentos de defensa para el proceso que lo señala como el líder de la red de defraudación aduanera conocida como "La Línea".  

En el documento, Pérez señala que en su calidad de presidente y los privilegios que le concede su cargo envía un informe en el que incluye detalles de los antejuicios en su contra, por lo que argumenta que no se le puede perseguir nuevamente por un mismo hecho. 

"No se me puede atribuir la comisión o posible participación en los delitos de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo, ya que no existe indicio que pueda relacionarme en los hechos que se pretenden tipificar en la denuncia", señala el documento.

En las peticiones, el presidente solicita:

- Que se tenga por acreditada la personería con la cual actúa.

- Que la comisión, al momento de presentar el informe, determine que las diligencias de antejuicio no son procedentes.

- Que en el Pleno se vote por declarar no a lugar el antejuicio en su contra. 

Lee el documento completo aquí.