Muchas personas le sacan provecho a la tecnología durante la temporada navideña, ya que las compras en línea aumentan. ESET Latinoamérica alerta que, debido a este tipo de transacciones, se incrementan las estafas de los “ciberdelincuentes“.  Ante esto, la compañía te brinda seis consejos para que tu adquisición sea segura:

1. Detecta los correos electrónicos de phishing:
Los ataques de phishing siempre intentan atraer a víctimas desprevenidas a través de un correo electrónico o un enlace atractivo. Podrían, por ejemplo, enviar un correo electrónico prometiendo un descuento en una tienda reconocida y, en realidad, redirigir al comprador potencial a un sitio web falsificado o malicioso. Una vez allí, puede tratar de robar los datos ingresados de la tarjeta de crédito, o infectar al usuario con malware. Por ello, para evitar caer en estos engaños es importante prestar atención cuando se traten de e-mails o mensajes de gente desconocida, revisar el contenido detenidamente para observar alguna inconsistencia y buscar la oferta o la tienda utilizando un buscador reconocido.

2.  Estar alerta al vishing:
El phishing de voz (o vishing) es una táctica de engaño donde los criminales tratan de convencer a la gente para que suministren sus datos personales o financieros, haciéndose pasar por una fuente de confianza que está tratando de ayudarlos. Se pueden hacer pasar por un banco, una importante empresa, un comercio minorista de buena reputación o, como suele ocurrir más habitualmente, un ingeniero de soporte técnico pidiendo acceso a la computadora del usuario. La lección a tener en cuenta es que nunca se deben entregar datos personales por teléfono

Agencias

Foto:

3. Presta atención a las ofertas en las redes sociales:
Cada día, millones de personas escriben en Twitter, publican en Facebook y comparten fotografías en Pinterest, pero esto no significa que sean de fiar. De hecho, algunas cuentas ni siquiera son reales: hay miles de bots informáticos twitteando por día. Recomendamos chequear los vínculos en los que se hace clic y los sitios desde donde se realizan compras.

4. Usa HTTPS:
Comprar en sitios web que se encuentren cifrados, que son aquellos que tienen “HTTPS” en la barra de dirección del navegador. Esto significa que los detalles de las tarjetas de crédito o débito que se envían al servidor del vendedor permanecerán cifrados desde que salen del equipo hasta que llegan al servidor y, por lo tanto, es muy poco probable que los delincuentes los puedan interceptar mediante un ataque de tipo Man-In-The-Middle (donde los atacantes capturan datos a medida que se transfieren al proveedor).

5. No debes acceder a los avisos que aparecen en los motores de búsqueda:
Evitar hacer clic en las ofertas que se publican en los anuncios de los motores de búsqueda, ya que es muy común que los delincuentes se infiltren en los servidores de anuncios, para luego redirigir a los usuarios que hacen clic en ellos a sitios maliciosos donde intentan robar sus credenciales o infectarlos mediante un ataque por páginas web

6. Desconfia de los cupones con ofertas:
Aunque los cupones no se estén usando tanto como antes, los estafadores no dejaron de considerarlos una vía más para hacer dinero a expensas de los compradores que buscan ofertas especiales. Si se tiene alguna duda sobre la autenticidad de los descuentos, recomendamos consultar el sitio oficial de la tienda correspondiente.