Durante un acto público este jueves el presidente Otto Pérez fue abucheado cada vez que mencionó el nombre de la vicepresidenta Roxana Baldetti.

Durante el evento en el que cuatro mil empleados del ministerio de Salud, contratados en renglón 0-29, fueron oficializados al renglón 0-11, es decir que pasaron a ser presupuestados, cada vez que el mandatario habló sobre Baldetti, los asistentes hacieron bulla.

Desde que hace unas semanas se desarticuló una banda que impulsaba la defraudación aduanera y que, según las investigaciones, era liderada por el exsecretario de la vicegobernante, Juan Carlos Monzón, ha crecido el rechazo de la población contra la funcionaria.

De hecho, el sábado 25 de abril se realizó un plantón en la Plaza de la Constitución en el que participaron más de 20 mil personas para pedir la renuncia de Roxana Baldetti. Se espera que los próximos días se realicen más manifestaciones.