¿Qué temas son prioritarios?

Después de que se pudo salir de la elección, en donde la mayoría de diputados votó por la planilla que encabecé, ya estamos coordinando los temas bajo la idea de que se mantenga un estado de gobernabilidad entre las diversas instituciones que integran el Estado. Estoy ubicado en que así debemos de trabajar. No me voy a prestar a chantajes ni extorsiones de ninguna índole, pero le vamos a dar su espacio a los debates a los diputados no oficialistas.

¿Cuál será la estrategia?

Diálogo, diálogo y más diálogo. Hay que hacerlo con seriedad sin afectar ni perjudicar a nadie. Los que deciden al final la agenda legislativa son los jefes de bloque, no el presidente. En mi caso solo voy a ser un director imparcial y objetivo.

Usted hace referencia a la independencia de poderes. ¿Cómo lo hará?

La independencia no quiere decir que nos tengamos que estar agarrando como perros y gatos, sino trabajar con seriedad, objetividad y coordinación para sacar adelante al país.

¿Cómo califica la situación actual del Congreso?

En lo que se cuestiona sobre los pocos avances, cada quien tiene su visión de la institución. Se tiene una creencia de que el Congreso es eficiente por la cantidad de leyes y yo pienso al revés, se debe estar pendiente de las leyes que favorezcan a la población y no se debe ser una maquiladora de normas para quedar bien con una parte de la opinión pública, creo que el Congreso debe priorizar la fiscalización.

¿En qué áreas?

Me interesan la salud y la educación. Este año me he mantenido fiscalizando estos dos ministerios. Como presidente seré un coordinador de los debates y un administrador de las propuestas que se hagan.

Se dice que el presidente del Congreso tiene potestad para aprobar una ley. ¿Qué dice?

Siempre se ha dicho, pero es falso, el pleno aprueba, yo espero y pido madurez y objetividad política.

Este año es electoral. ¿Cuál será su papel?

Trataré que el Congreso sea imparcial. Como guatemalteco espero que se respeten las instituciones políticas, que sean respetados los candidatos, las ideas y esperaría que no ocurran insultos y esa política barata y subterránea que hay de parte de algunas personas.

En otras oportunidades ha dicho que el poder de ser presidente del Congreso es una pasión que afecta a un individuo ¿Qué debe prevalecer?

La cordura y el pensamiento para que los guatemaltecos no nos veamos enfrentados y seguir en retroceso.

¿Cuál es el mensaje para la población para que vuelvan a creer en el Congreso?

Quiero que el Congreso sea imparcial, que sea objetivo, que no participe en las actividades políticas oficialistas o de la oposición. Un Congreso que se mantenga lo más ecuánime posible para que no sea señalado como un botín político. Mi labor será mantener esa imparcialidad, para que el Organismo Legislativo no sea utilizado por los señores de color naranja ni de otro color y esa será mi labor.

Exfuncionario

Luis Rabbé fue funcionario durante el gobierno del Frente Republicano Guatemalteco.

• Dirigió el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda durante la gestión del presidente Alfonso Portillo de 2000 a 2004.

• El empresario de la comunicación participó en 2007 como candidato presidencial por el eferregismo.

• En 2011 es electo como diputado del listado nacional por la Unión del Cambio Nacional (UCN).

• Renuncia al partido, y se define como diputado independiente.

• En el Congreso ha cabildeado la ley de frecuencias y no ha presentado alguna iniciativa.