Una hoja de afeitar era su herramienta de trabajo y el lugar que escogió para cometer sus fechorías fue la Basílica de Esquipulas, en Chiquimula.

Se trata de Berta Alicia Monterroso Martínez, de 35 años de edad, capturada por la Policía Nacional Civil (PNC) cuando cortaba la cartera de un visitante en el recinto religioso, para robar sus pertenencias.

Como evidencia, los agentes de la División de Seguridad Turística (DISETUR) le encontraron a la mujer cinco teléfonos celulares, billetes de lempiras y dólares americanos de diferentes denominaciones, además de moneda nacional.

Los objetos robados los escondía en una bolsa tipo mariconera que llevaba en la cintura, informó la PNC.