Un prófugo de la justicia se atrevió a llegar a una cárcel de máxima seguridad para intentar ingresar 25 botellas de licor y dinero.

Se trata de Pablo Saddam Lorenzana García, de 23 años , quien fue sorprendido por los guardias en la garita de seguridad No. 8 del Centro Carcelario de Máxima Seguridad y Rehabilitación Canadá, en Escuintla.

Los guardias lo sorprendieron con un costal en donde llevaba 25 botellas de aguardiente y Q3 mil 81.

Cuando los policías lo fichaban constataron que Lorenzana García era buscado desde el 1 de marzo de 2014 por asociación ilícita, conspiración para cometer asesinato, plagio o secuestro, tortura y hurto agravado.

La orden había sido girada por el Juzgado Primero Penal de la localidad.

La CICIG ya finalizó el informe de financiamiento de los partidos políticos

Capturan a seis mexicanos con este armamento en Huehutenango