Este martes se llevará a cabo la décimo tercera jornada de audiencia de primera declaración por el caso de corrupción “Cooptación del Estado”. El juez Miguel Ángel Gálvez continuará escuchando los argumentos de los abogados defensores.

El pasado jueves, Día del ejército, se llevó a cabo la jornada número 12 de la audiencia, en la que los abogados, que utilizaron sus computadoras, una cañonera y dos pantallas, tomaron la palabra para convencer al juez que la acusación de la Fiscalía y de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) está “mal orientada”.

Los supuestos cabecillas de haberse enriquecido en la campaña electoral del Partido Patriota (PP), el expresidente Otto Pérez y la que fue su vicepresidenta Roxana Baldetti han aprovechado el tiempo para leer.

La semana pasada los abogados de la CICIG también reforzaron la acusación. Berenice Jerez Ovalle, representante del ente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), explicó el aporte que hicieron en “la Cooperacha” los extitulares de las carteras de Gobernación (Mauricio López); Defensa (Ulises Anzueto y Manuel López), quienes están en prisión desde el 11 de junio. Uno de los indicios fue el correo electrónico que envió Judith Ruiz a su jefa Baldetti. La empleada del Congreso le remitió la “solicitud” que hizo la iglesia “Casa de Dios” para comprar “una bandera”.

Previo a que la CICIG hablará, Pérez y Baldetti rompieron el silencio y arremetieron en contra de Iván Velásquez y Juan Carlos Monzón, colaborador eficaz del caso. De hecho, Pérez pidió un “psiquiatra” para Monzón y lo catalogó como un “mitómano”. Para Velásquez, solicitó un “psicólogo” para que lo ayude a “quitarse ese egocentrismo que tanto daño le hace a Guatemala”.