Análisis de Cristhians Castillo
Se espera la aplicación de la justicia

El primer principio de la justicia es que sea aplicada de manera igualitaria, por lo que la ciudadanía está esperando que se aplique a la contraparte de la corrupción, en este caso de los que se beneficiaron de La Línea y así demostrar que no hay una persecución política respecto de que solo se busca a los políticos implicados. El avance del caso muestra la credibilidad del sistema de justicia.
 

El Juzgado de Mayor Riesgo B citó a los primeros 25 importadores vinculados con defraudación fiscal.

Miguel Ángel Gálvez, encargado de la judicatura que lleva el caso La Línea, escuchará hoy la primera declaración de importadores señalados de pagar sobornos para agilizar trámites aduaneros.

El Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) señalaron a los empresarios de cohecho pasivo, quienes tienen arraigo desde octubre.

Además, los entes investigadores señalan que el expresidente Otto Pérez y la ex vicemandataria Roxana Baldetti, que están en prisión preventiva, lideraban la estructura.

De acuerdo con el jefe de la CICIG, Iván Velásquez, el número de importadores que pueden llegar a citar son mil 500, debido a los documentos aduaneros que han analizado.

Otros de los involucrados en esa red son los exjefes de la Superintendencia de Administración Tributaria y el exsecretario privado de Baldetti, trabajadores de la SAT y personal externo.

Entre las pruebas que han presentado el MP y la CICIG son escuchas telefónicas donde el exmandatario le da órdenes a Carlos Muñoz para cambios de personal en recursos humanos y Baldetti solicita al líder externo desvincular a Pérez.