Un joven de 17 años, de apellidos Armas Araujo, ha sido detenido en un operativo policial cuando recibía un paquete que sería el pago de una extorsión por las limosnas que los feligreses dejan en la iglesia Divina Providencia, en la zona 8.

"Él extorsionaba al sacerdote Norman Bercián y pretendía recoger Q15 mil aunque solo obtuvo un par de grilletes y ha sido traslado a un juzgado de menores en conflicto con la ley", menciona Jorge Aguilar Chinchilla, portavoz policial.

Los investigadores lo citaron frente a la iglesia y cuando ha llegado a recogre el pago ha sido detenido.

Lee también:

"¡Ya no somos nuevos!"