“El 80 por ciento de las extorsiones ha disminuido en el país”, mencionó Eunice Mendizábal, titular de Gobernación, al acudir al Congreso a una cita con los diputados que integran la Comisión de Gobernación.

La funcionaria asegura que las zonas 1, 6 y 18 son las más afectadas por las extorsiones.

Mendizábal explica que han capturado 291 personas por exigir miles de quetzales a comercios y transportistas, el 10% de casos de extorsiones es causado por bandas organizadas.

Entre las principales acciones están las constantes requisas en las prisiones y vigilancia al servicio colectivo.

El lunes los conductores de los buses extraurbanos de Amatitlán denunciaron ante la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) que bandas criminales les han exigido como extorsión Q500 mil.

El 21 de mayo, 50 negocios de venta de perritos calientes (shucos) en la zona 4 cerraron sus locales ante la amenaza de extorsiones. Dos días después algunos abrieron sus puertas con guardias.

Un informe del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) de noviembre de 2014 detalla que el 70 por ciento de extorsiones se registra en residencias, 6.4 en el transporte público, 22 por ciento en negocios y el resto en otro rubro identificado como varios.

Desde el 2005 a la actualidad, el Organismo Judicial ha recibido 7 mil 622 casos por el delito de extorsión de los cuales mil 800 de los sindicados fueron condenados y 405 sindicados fueron absueltos.

Lee también: