El Tribunal Supremo Electoral (TSE) se ha basado en la Constitución para decidir sobre la inscripción de candidatos a cargos públicos, por lo que más de 30 aspirantes a la política quedaron fuera de la contienda electoral este año y otros están en la cuerda floja.

Candidata presidencial de VIVA

De acuerdo con el Registro de Ciudadanos del TSE, la decisión de negar la inscripción de Zury Ríos Sosa se basó en el inciso “c” del artículo 186 constitucional.
En dicho artículo se establece que no podrán optar a presidente o vicepresidente los parientes en cuarto grado de consanginidad y segundo de afinidad del presidente o vicepresidente de la República, cuando este último se encuentre ejerciendo el mandato. El equipo legal de VIVA anunció que agotará todas las instancias legales, ya que tiene el derecho de participar.

Impiden continuidad

Otra de las resoluciones que decidieron los magistrados del órgano electoral fue la revocatoria de la inscripción de alcaldes y diputados, debido a que fue anulada la constancia transitoria de inexistencia de reclamación de cargos (finiquitos) por la Corte de Constitucionalidad, ya que enfrentaron procesos legales, por ejemplo, Julia Maldonado y Rubelio Recinos. El TSE se basó en el artículo 113 de la Constitución sobre el derecho a optar a empleos o cargos públicos, por lo que no se atenderá más que a razones fundadas en méritos de capacidad, idoneidad y honradez.

Rechazan candidatura a diputado

Otro de los que han recibido la negación para buscar una curul fue el expresidente Alfonso Portillo, debido a que el exfuncionario fue condenado en Estados Unidos por peculado y robo, situación que daña su reputación, por lo que el rechazo también se fundamentó en el artículo 113 constitucional, pues carece de honradez y honorabilidad.
Junto con la negativa al exmandatario también fueron denegadas las inscripciones a candidaturas de otros 15 diputados de la misma agrupación política, por no presentar su papelería completa.