Un análisis que elaboró la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) reveló las lluvias de los últimos cinco días han provocado que el 68 por ciento del territorio guatemalteco se encuentre con susceptibilidad muy alta y alta a derrumbes, deslizamientos e inundaciones, principalmente en la cadena volcánica, Occidente y Franja Transversal del Norte.

Según la Conred, el 31 por ciento del país presenta condiciones muy altas, mientras que un 37 por ciento con alta probabilidad que puedan ocurrir movimientos de tierra o generar inundaciones.

“Esta información se obtiene al integrar el mapa de amenazas con la acumulación de lluvia de los últimos días. La información se comparte con autoridades y cuerpos de socorro para los monitoreos en áreas consideradas en riesgo”, se detalla en un comunicado de prensa.