Un ahorro de poco más de Q30 mil fue lo que logró el Estado en su primera subasta electrónica inversa realizada este lunes. La compra fue de resmas de papel bond de 75 gramos tamaño carta y oficio, así como de rollos de papel higiénico jumbo roll, evento promovido por la dirección de asuntos administrativos del Ministerio de Finanzas Públicas.

Lionel López, viceministro de Finanzas, explicó que en esta modalidad los precios de los productos son tomados de la referencia del Instituto Nacional de Estadística (INE) y es la entidad que oferta la que pone la cifra tope para la compra.

Luego, en el portal Guatecompras las empresas que pasaron el proceso de precalificado hacen sus ofertas vía electrónica y todo se puede observar en tiempo real.

Joel Maldonado

Foto:

La compra se adjudica a la empresa que ofrezca el menor precio, y puede hacer más de una oferta durante la puja, toda vez lo haga durante el tiempo establecido para el evento. Se otorga una semana para presentar impugnaciones.

Por el momento la subasta electrónica inversa aplicará para productos estandarizados, que pueden ser insumos para vehículos o para limpieza, pero en dos meses se contará con las fichas técnicas para que puedan hacerse las adquisiciones de medicinas, y así mejorar la transparencia y precios, explicó el viceministro.

El sistema no ofrece ventajas para las compras en el sector de la construcción, por lo que para eso se continuará utilizando el procedimiento actual, apuntó López.

Ministerio de Finanzas

Foto:

Papeles Ecológicos Sociedad Anónima fue la empresa ganadora de este primer evento.