La Dirección General del Sistema Penitenciario, la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ejército participaron en la requisa en la Granja Penal Cantel, en Quetzaltenango como parte del plan de seguridad de fin de año, programado por el Ministerio de Gobernación.

Según la cartera del Interior, las acciones por la ministra de esa dependencia son para prevenir los hechos que alteren el orden en los centros carcelarios.

En la diligencia de rutina, como lo denominó Gobernación, participaron 100 agentes del Sistema Penitenciario, 600 de la PNC y 100 soldados.

Además, el plan de seguridad busca incrementar la presencia policial en centros comerciales, agencias bancarias y lugares donde haya mayor afluencia de personas.