Tras más de un año y medio de espera para que los diputados eligieran al titular del Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP), el Congreso nombró este jueves a Nidia Lissete Arévalo de Corzantes como directora.

La nueva directora solo estará en el cargo tres años y cuatro meses y no cinco años, como lo establece la Ley de Servicio Público de la Defensa Penal , ya que la representante de la Defensa Pública debió haber tomado posesión el 6 de agosto de 2014.

El Instituto estuvo representado por Remberto Ruiz desde octubre de 2014, como director interino, quien ocupó el cargo que dejó Blanca Stalling, quien también ocupaba de manera interina el puesto, ya que el Congreso tampoco había nombrado al sucesor de Stalling desde agosto de ese año.

Los abogados que competían por el cargo eran Ruiz, Hugo Roberto Jáuregui y Arévalo de Corzantes que consiguió 114 votos a favor.

La nueva directora ha laborado por más de 17 años en la Defensa Pública y hasta hoy se desempeña como coordinadora de la Unidad de Impugnaciones.