Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) discuten la cancelación del partido Libertad Democrática Renovada (Líder), que impulsó a Manuel Baldizón a la presidencia, por desobediencia al sobrepasar el techo electoral aprobado. 

De acuerdo con magistrados aunque no se ha firmado la sentencia avanza un borrador donde se decidirá el futuro de Líder, se debe al desacato del inciso g del artículo 21 de la Ley Electoral y de Partidos Políticos, que menciona que el incumplimiento de las normas que regulan el financiamiento de las organizaciones políticas, donde conlleva la aplicación de sanciones administrativas o penales que determine la ley, como la eventual cancelación de la personalidad jurídica de la agrupación.

Al consultar al TSE sobre qué pasará con los diputados electos por el partido Líder, algunos magistrados indicaron que ya no podrán representar a una organización política que no existe, por lo que cada uno tomará sus decisiones para integrar algún bloque en el Congreso.

Otras de las agrupaciones que serán canceladas son el Movimiento Nueva República (MNR) y el Partido Republicano Institucional (PRI).